OTOÑO, ¿ Afecta el cambio de temporada a nuestro cuerpo?

OTOÑO, ¿ Afecta el cambio de temporada a nuestro cuerpo?

Las estaciones tienen un papel muy importante en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Con la llegada del otoño y el cambio de temporada, las temperaturas comienzan a bajar alcanzando los niveles normales para esta época del año y durante esta transición el sistema inmunológico se vuelve más susceptible a infecciones y enfermedades.

La alimentación es clave para fortalecer el sistema inmune y alcanzar un estilo de vida saludable que nos aporte energía para combatir los cambios de la temporada otoñal. Bioma Kombucha, gracias a su abundante cantidad de bacterias buenas, puede ayudar a que nuestro sistema inmunológico sea resistente frente a las infecciones.

Otra manera de reforzar nuestro sistema inmune es consumir frutas de temporada, ya que nos aporta los nutrientes que la naturaleza considera necesarios para cada estación. Según la estación, nuestro cuerpo demanda determinados nutrientes para hacer frente a los agentes externos y comiendo alimentos de temporada estarás ofreciéndole a tu organismo justo los que más necesita. 

Por eso hemos preparado, como cada temporada, una nueva receta Seasonal Star, con granada, uvas y yemas de pino, un maravilloso elixir que ayudara a reforzar tus defensas este otoño. Te contamos los beneficios de cada uno de sus ingredientes:

La granada es una de las frutas de temporada de otoño que lideran la estación. Es diurética, antioxidante y un imprescindible en tu alimentación si tienes el hierro bajo o sufres anemia, ya que su composición de vitamina C consigue que dicho mineral se asimile adecuadamente.

Las yemas de pino tienen grandes virtudes medicinales. Su riqueza en esencia las dota de un gran poder antiséptico y expectorante. Se considera antiviral, febrífugo e inmunoestimulante y se usan para aliviar afecciones respiratorias.

Las uvas son otra de las protagonistas en la temporada de otoño. Son energéticas. Su contenido energético ronda las 80 calorías/100 g, que se deben casi totalmente a su 20% de carbohidratos hidratos de rápida asimilación, que se enlentece gracias a su fibra. También son ricas en vitaminas del grupo B. Están presentes muchas vitaminas del grupo B, en particular la B6 y el ácido fólico, mientras que la presencia de vitamina C resulta más modesta que en otras frutas.

Regresar al blog